Français       English             Bio-electromagnetismo : en el corazón de la Vida, cuando la Ciencia se junta con la Tradición... Métascience, Thérapie Quantique, www.ponsaty.com, www.ponsaty.eu, www.ponsaty.fr

La terapia cuántica


La terapia cuántica se define como una terapia holística y sistémica,
centrada en la comprensión de los diferentes mecanismos biofísicos que rigen la vida,
y, en particular, en la acción de las ondas electromagnéticas.


EL PUNTO CERO : el punto cero es el receptáculo de todos los campos del estado fundamental y de todas las partículas. De hecho, es el campo de todos los campos.

El punto cero es un espacio situado más allá de las polaridades positivas y negativas, en el cual el bien y el mal,
la luz y la oscuridad, coexisten en un punto de equilibrio.
En el punto cero, la fuerza positiva es óptima ya que la presencia de la fuerza negativa correspondiente la estimula.
Es el principio del imán en forma de « U ».
El punto cero es el campo creado por estas dos fuerzas opuestas que coexisten.
El verdadero potencial de creación nace del equilibrio de los dos polos magnéticos.
La conciencia reforzada de la naturaleza provendría pues de una avalancha de coherencia subatómica.
Toda la información se sitúa en esta dimensión superior y es posible utilizarla cuando resulta necesario y significativo.



PARA UNA VISIÓN NO-MECANICISTA DEL MUNDO,
EN UN AUTÉNTICO SISTEMA DE CONOCIMIENTO VIVO Y ABIERTO :


La Metaciencia permite ir más allá de nuestras fronteras individuales y establecer una conexión
espontánea con las informaciones inscritas en los campos vibratorios que originan
el mundo visible.
Su meta es restablecer la emisión correcta de las vibraciones, gracias a un acceso directo en
el corazón de lo que vive.

[Nuestro ADN es la interfaz entre la materia y el mundo intangible, o sea el mundo cuántico donde todo es posible.]

Mediante la utilización de las fluctuaciones cuánticas que vienen del punto cero , la metaciencia realiza una transferencia dirigida de la información Genética, Biológica y Psíquica, según las necesidades del cuerpo físico y de los cuerpos sutiles.
Interviene pues en la tripartición del hombre en su globalidad Cuerpo, Alma, Mente.




El ADN emisor receptor de luz :


El ADN es un cristal « aperiódico » que capta y transporta con eficacia los electrones y que emite fotones ( o sea ondas electromagnéticas) con frecuencias muy bajas, que son casí imposibles de medir y eso más que cualquier otra materia viva. El grado de coherencia es sumamente elevado, se puede comparar al de un laser. La emisión de estos bio-fotones es un verdadero lenguaje celular. Las células utilizan estas ondas para poner en marcha sus propias reacciones internas y también para comunicar. Tales longitudes de ondas corresponden exactamente a la banda de la luz visible. Gracias a estas particularidades el ADN es un excelente emisor receptor de ondas electromagnéticas. La molécula de ADN es una especie de tecnología última : es orgánica y tan miniaturizada que se acerca a los límites de la existencia material. La Metaciencia interacciona con estas ondas electromagnéticas que el ADN emite y recibe.






Campos de aplicación : restaurar la unidad cuerpo alma mente


La Metaciencia permite restablecer las estructuras de información de las células
rearmonizando las partículas elementales que las constituyen
y haciendo volver el organismo a su punto de equilibrio :


  • Acompañamiento y liberación del ser
        Desprogramar y reprogramar el ADN
        Metamórfosis- Desarrollo personal
  • Aplicación de fases de renovación creando estrés positivo
        cuando hay patologías graves y deficiencias del sistema imunitario.
  • Armonización de los soportes vibratorios del ser
        con el nuevo referencial cósmico.
  • Regeneración celular.
  • Eliminación de los parásitos.
  • Etc.

  • La metaciencia es un testimonio sobre la infinita variedad del ser,
    su campo de aplicación queda pues abierto.





    EL HOMBRE ARQUETlPICO


    Mitos y Tradiciones.

    Los distintos mitos de la creación que han llegado hasta nosotros vía las grandes tradiciones de la humanidad ponen de relieve la división entre « arriba » y « abajo », ambos nacidos después de una separación (en el sentido de una distinción) dentro de una unidad elemental.

    Desde este punto de vista el Hombre es el punto de confluencia del universo y de los dioses, por eso las ciencias tradicionales le llaman « microcosmos » ( universito) y « microtheos » (diosito).

    Es el punto de partida de todas las vibraciones, el centro de todas las resonancias.



    ADN y tradiciones.

    Cuando estudiamos a fondo las distintas tradiciones, aparece un mensaje universal,
    una lengua madre original.

    Según las creencias animistas, el mismo principio, el mismo lenguaje anima a todos los seres vivos,
    el que está codificado en nuestro ADN.

    En un universo en el que física y metafísica son dos aspectos de una misma realidad,
    en el que las leyes de la biología rigen la vida, cada ser es forzosamente la encarnación de los arquetipos
    (estructuras energía) que causan la manifestación.

    Cada órgano, estructura, función o mecanismo es la manifestación aparente de uno de los arquetipos vitales fundamentales (campo de fuerzas cuánticas).

    Todos los ritos y los mitos de la humanidad toman en cuenta esta visión.

    El conocimiento es el vínculo entre la ciencia y la tradición.

    La parte invisible del universo viene de nuestras células, nuestro cuerpo es el crisol
    de todas las memorias de la humanidad.

    La parte invisible del universo viene de nuestras células, nuestro cuerpo es el crisol de todas las memorias de la humanidad. Existe una interdependencia continua entre el hombre y la creación, así como existe una interdependencia entre las células y el cuerpo del hombre.
    Conocer a uno es al mismo tiempo comprender al otro. Conocerse a sí mismo es tomar conciencia de su identidad profunda, es tomar conciencia de su relación con la creación.


    Curar es ante todo unir cada ser con el orden del mundo,
    con la arquitectura sagrada del universo y de la vida.


                                                                                     Copyright © 2010 - Marie-Claire Ponsaty - Todos los derechos reservados